Futbol

El Arsenal se enfrenta a una pesadilla o a un regalo de los dioses del fútbol, ​​y pueden decidir su propio destino.

Pase por aquí si ha escuchado esto antes, pero el calendario de fútbol de este año es un desafío sin precedentes. Gracias a la Copa del Mundo de invierno en Qatar, no hay mucho tiempo de inactividad. Si eres un club que juega en una competición europea, solo necesitas tener al menos dos partidos cada semana. Eso parece estar afectando al Arsenal en este momento.

Aunque las cosas todavía se ven bien en las tablas de grupos de la Premier League y la Europa League, los Gunners han estado un poco apagados. Han tenido varias victorias por 1-0, empataron contra el Southampton y luego perdieron ante el PSV. El equipo parece cansado y, en cierto punto, algunas actuaciones dudosas comienzan a convertirse en una tendencia preocupante.

Dicho todo esto, sin embargo, los hombres de Mikel Arteta ahora están frente a un regalo de los dioses del fútbol. Sí, los próximos dos juegos llegarán sin mucho descanso, pero también brindarán una gran oportunidad para enderezar el barco.

El Arsenal tiene tres partidos a la semana, pero los dos primeros son contra rivales más fáciles.

Después de un buen comienzo de temporada, la rutina de jueves a domingo parece estar alcanzando al Arsenal. Por ahora, sin embargo, ese cambio rápido podría ser una bendición disfrazada.

A pesar del sólido historial general del club, es seguro decir que la confianza es un poco baja en este momento. El ataque, que fluía a principios de este año, se ha estancado un poco. La defensa sigue siendo fuerte, pero esa unidad tiene más trabajo por hacer. Incluso los seguidores, que estuvieron de fiesta durante gran parte de la temporada inaugural, ahora tienen un poco de duda en sus mentes colectivas.

Es en ese contexto que el Nottingham Forest llega a los Emiratos. Por un lado, podría ser una receta para el desastre. ¿Cuántas veces los fanáticos del Arsenal han visto a su lado enfadarse y resoplar para derribar a un equipo más débil en casa, solo para sucumbir al contraataque? Cuando consideras la confianza colectiva del Arsenal y la forma de Dean Henderson en el gol del Forest, las posibilidades ciertamente existen.

Al mismo tiempo, sin embargo, podría ser un regalo enfrentar a las personas que viven en el sótano de su casa en este preciso momento. Si bien ningún juego en la Premier League es fácil, esto podría ser una manta de seguridad metafórica para el Arsenal. Si salen el domingo, tienen un buen desempeño y aseguran una cómoda victoria, todo volverá a sentirse bien. Guarda unos cuantos goles y casi recordarás cómo marcar de nuevo. Mantenga una hoja limpia y la memoria muscular volverá.

Lo mismo puede decirse de la fecha del jueves ante Zúrich. ¿Es adecuado tener que jugar de titular en la sexta jornada cuando todo el mundo habría tenido un día libre sin estrés? Por supuesto que no, pero hay algo que decir para sacar lo mejor de una mala situación. Si los Gunners salen y logran una ventaja de 3-0 antes del medio tiempo, las cosas se sentirán bien. Luego, Arteta puede hacer algunos cambios, y todos pueden hacer los movimientos para los segundos 45 antes de regresar a casa con una nota positiva.

El domingo 6 de noviembre, el Arsenal se enfrentará al Chelsea en el gran derbi londinense. Ese juego será el tercero de los Gunners dentro de una semana; él no puede cambiar esa realidad. En este punto, se trata de aprovechar al máximo las oportunidades que se presentan.

Por el momento, la confianza es baja. Si las cosas no pueden cambiar contra Nottingham Forest y FC Zurich, entonces los Emiratos tienen problemas más grandes que la fatiga.

Deportistas de Hoy Editorial

Entusiastas y expertos del deporte, y esos rasgos informan todo lo que hacemos. Trabajamos con una misión clara: Utilizar nuestra pasión y experiencia para dar nueva vida al panorama deportivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!