Futbol

Christian Eriksen es el recordatorio perfecto de todo lo bueno en un mundo deportivo feo

Cuando piensas críticamente, el mundo de los deportes profesionales puede ser un lugar bastante feo. Incluso si limita su alcance al fútbol, ​​hay abuso racial, casos de «lavado de ropa deportiva» y la polémica Copa del Mundo de 2022. Atrás.

Como probablemente recuerdes, Eriksen colapsó durante un partido de la Eurocopa 2020 después de sufrir un paro cardíaco. Aunque murió joven, el centrocampista danés sobrevivió al esfuerzo conjunto de sus compañeros y paramédicos. Desde entonces ha regresado, volviendo a jugar a nivel de club y más recientemente regresando a la escuadra danesa.

La historia no termina ahí, sin embargo. Eriksen está listo para capitanear a Dinamarca en un partido en el mismo campo donde su vida y su carrera llegaron a su fin. En un mundo feo, eso es un recordatorio de lo hermosos que pueden ser los deportes.

Christian Eriksen pone las cosas en primer plano al capitanear a Dinamarca

Cuando Christian Eriksen cayó al terreno de juego durante la Eurocopa 2020, ese fue un momento en el que el deporte superó. Incluso si no supieras nada de fútbol, ​​entenderías lo que está en juego. Un atleta, en teoría en una forma increíble, golpeó repentinamente el césped. Sus compañeros corrieron y los paramédicos salieron al campo para tratar de salvarle la vida. Gracias a Dios, sus esfuerzos dieron resultado.

A pesar de ser «[dead] durante cinco minutos” y diciéndole al personal de la ambulancia “Quédense con mis botas, no las necesitaré” (h/t ESPN), Eriksen ha hecho más que sobrevivir. Ha realizado una remontada increíble.

Si bien su desfibrilador cardioversor implantable significa que ya no puede jugar en la Serie A italiana, el danés regresó a la Premier League y jugó en Brentford. También ha vuelto a su selección y ha marcado un gol de cuento a los pocos minutos de salir al césped.

Si ese regreso no fue lo suficientemente increíble, las cosas irán aún más lejos el martes. Junto con el capitán danés Simon Kjaer, el hombre que ayudó a salvar la vida de Eriksen colocando su cuerpo en posición de recuperación y comenzando la RCP, fuera de la alineación, Kasper Schmeichel lleva la muñequera. Sin embargo, sugirió que Eriksen debería asumir la responsabilidad cuando los daneses reciban a Serbia en el Parken Stadium. Para aquellos que no están familiarizados con Dinamarca, esa es la misma situación que encontró cerca de la muerte el verano pasado.

«Va a ser muy especial porque no he estado en Parken desde que sucedió», dijo Eriksen el lunes, según un informe de AP (h/t ESPN). “Ahora tengo muchas ganas de volver a la cancha aquí en el Park y convertirme en jugador de fútbol. Porque así es para mí. Pero también estoy deseando que podamos quedarnos atrás después del partido».

El regreso de Eriksen es un recordatorio del potencial positivo del deporte.

No hace falta decir que el regreso de Eriksen y su capitán es una muy buena historia y parece que podría haber sido arrancada de un guión de película de Disney. Sin embargo, lleva más de un minuto.

Como mencioné en las primeras líneas de esta publicación, el mundo de los deportes puede ser un lugar bastante feo cuando abordas tachuelas de latón. Si bien eso no es algo que la mayoría de los fanáticos quieran abordar, está ahí para que todos lo vean.

El deporte puede mostrar nuestras peores tendencias. Piense en el abuso racial que estalló después de que Inglaterra perdiera la final de la Eurocopa 2020. Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka, todos negros, fueron despedazados por tuits de odio cuando ninguno de ellos anotó durante el penalti. Según un informe de la BBC de agosto de 2021, «la Unidad de Policía de Fútbol del Reino Unido recibió 600 informes de comentarios racistas enviados a jugadores negros en Inglaterra después de la victoria y 207 se consideraron criminales».

En cuanto al fútbol en casa, parte del atractivo es la naturaleza basada en el mérito de una estructura de pirámide abierta. En teoría, todos los equipos, sin importar cuán grandes o pequeños sean, tienen ventaja en la promoción o la retirada. Sin embargo, la propiedad moderna ha cambiado. Dado que el éxito en el campo generalmente se asocia con la factura de pago del club, vemos los mismos pocos nombres, todos los cuales tienen recursos financieros casi ilimitados, en la parte superior de la tabla. Por cada Leicester City, los mismos gigantes han ganado una gran cantidad de títulos.

Y, para ser claros, las preguntas no se limitan al fútbol europeo. La NFL está siendo demandada actualmente por Brian Flores, ex entrenador en jefe de los Miami Dolphins, quien “alega discriminación en sus procesos de entrevista con Denver y [the New York Giants] y disparó el mes pasado en Miami ”, escribe ESPN. Major League Baseball acaba de salir de un cierre patronal que ha retrasado el inicio de la temporada. La NHL parece incapaz de ir más allá de la idea de que detener un juego es una parte esencial del deporte para permitir que los jugadores se enfrenten entre sí. Incluso el baloncesto universitario es un gran negocio, que teóricamente sustenta el amateurismo y las historias de Cenicienta y, como vimos en el viral de 2021. redes sociales video, las mujeres obtienen el extremo corto del palo.

La historia de Christian Eriksen, por otro lado, enfatiza las cosas positivas que se encuentran en los deportes. A los colegas les importa: piensen en Kjaer literalmente salvando la vida de Eriksen y en el equipo danés usando sus cuerpos para protegerlo de las cámaras. Sacrificio y respeto mutuo: pensar Schmeichel implica que alguien más merece la ventaja. Y, obviamente, el triunfo de la voluntad humana es: no busques más, Eriksen no solo sobrevive sino que sigue jugando al fútbol a un nivel increíblemente alto.

Es un momento ocupado en el mundo del deporte. March Madness está en pleno apogeo. Las temporadas de la NBA y la NHL están llegando a su fin y el béisbol está a la vuelta de la esquina. Varias naciones jugarán con un viaje a la Copa del Mundo en juego poco después del final del partido danés. En la superficie, eso podría implicar que no hay tiempo para el sentimentalismo, pero de hecho sirve como el contraste perfecto para la capitanía de Eriksen.

Como fanáticos de los deportes, la suerte de nuestros equipos favoritos puede ser una cuestión de vida o muerte. Perderse los playoffs, no clasificarse para la Copa del Mundo o cualquier otra recesión, al menos por el momento, es un gran fracaso. Sin embargo, al final del día, se supone que los deportes son divertidos. Se trata de superar los límites, ser parte de algo más grande que uno mismo, hacer lo que parece imposible de hacer y otros clichés que se reconocen rotundamente. Recordar a Christian Eriksen tirado en la cancha y compararlo con la escena que dio de Dinamarca en la misma cancha, lo pone en perspectiva.

Y, de hecho, esa es una perspectiva que todos debemos tener presente.

Deportistas de Hoy Editorial

Entusiastas y expertos del deporte, y esos rasgos informan todo lo que hacemos. Trabajamos con una misión clara: Utilizar nuestra pasión y experiencia para dar nueva vida al panorama deportivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!